Los Campanilleros

Cantan en la madrugada del primer domingo de octubre, ligado a la fiesta del Rosario.


Primero lo hacen en Las Chinas, desplazándose luego a Navahermosa para terminar recorriendo las calles de Galaroza con las primeras luces del día.

Cantan la alborada, mezcla de coplas a la virgen, amorosas o jocoserías, a las que responden los asistentes.

Durante el recorrido les convidan con dulces, aguardiente y refrescos.