El Día del Huevo y el Bollo

Se celebra el Domingo de Resurrección en el Cerro de Santa Brígida. Los primeros datos conocidos datan de finales del s. XVII.


Durante la tarde del domingo vecinos y visitantes suben al cerro con el tradicional huevo y el bollo, que son roscas elaboradas exclusivamente para esta ocasión (se cocía el pan con un huevo dentro), donde pasarán la tarde y acompañarán a la Santa en procesión alrededor de la Ermita con posterior bendición del pueblo y los campos.